Marilyn Monroe dedicó esta canción el 19 de Mayo de 1962 al presidente de EUA, John F. Kennedy por su cumpleaños 45 en el Madison Square Garden en Nueva York. 17 more words