La creatividad a veces se encuentra en lo más banal.  Y algo así debió pensar Andre Levy cuando empezó a “tunear” monedas, coloreándolas y creando otros rostros conocidos a partir de los que vienen acuñados en ellas. 47 more words