Para los que se comen el tarro, es decir, para aquella gente que les parece que se pasa buena parte del día con una voz interna funcionante, analizando, valorando y discerniendo la realidad. 449 more words