Por diferentes razones, dejé de trotar en forma regular. Durante  varios meses, demasiados, lo hacía solo de vez en cuando: me inspiraba, me olvidaba del frío, me esforzaba por no fijarme (mucho) en el pálido cielo limeño y salía a correr. 721 more words