Así que los dos sentados en el portal intercambian anécdotas interrumpidas por los tartamudeos de los vapores del vino, el hipo gaseoso de la cerveza y, en resumen, esa euforia etílica, mitad camaradería, mitad desahogo, que vuelve incomprensibles las conversaciones de los borrachos para los oyentes sobrios. 711 more words