Por: María Carla González*

El charquito de la contrarrevolución está revuelto. Los esfuerzos de la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA) para “unir a la contra” dentro de Cuba no sólo han sido infructuosos… y tortuosos, sino que ahora tendrá que redoblarlos para “unir a la contra” en el exterior y reconciliarla con la de la isla. 351 more words