La financiación de la cultura en España está en mínimos. A las administraciones públicas recortando sus presupuestos se han unido las organizaciones privadas que prefieren invertir, si acaso, en otras áreas distintas de la cultura, con mayor impacto social y típicamente incluidas en la responsabilidad social corporativa, como son la salud o el medio ambiente. 2,081 more words