No odiaba a Maluma, creo que antes del pasado miercoles no había tenido el honor de conocer su arte y, por cuestiones de la vida y Madurovia, recibí un curso intesivo de reguetón y la influencia que ejercen sobre la cultura de masas el cantante colombiano y sus contemporaneos: un legado casi tan abominable como el del comandante Chávez. 345 more words